Les Casetes del Garraf

Les Casetes del Garraf: la playa con más encanto

No es la más grande ni la más frecuentada ni la más famosa, pero la playa del Garraf tiene una cosa que enamora a todos los que la visitan: las llamadas Les Casetes del Garraf. En este artículo te explicamos qué son, dónde están y cuáles son sus principales características. Un lugar que podrás alcanzar en coche en unos solos minutos desde el Hotel Calipolis.

Dónde están y cómo son Les Casetes del Garraf

Les Casetes del Garraf están en el término municipal de Garraf, que depende administrativamente al Ajuntament de Sitges. Se trata de un pequeño núcleo de población situado al noreste de la ciudad, al pie de la pintoresca carretera C-31, casi llegando a la vecina Castelldefels. En realidad, estas casitas se fueron formando poco a poco y casi espontáneamente a comienzos del siglo XX. Según unos, al inicio eran pequeñas construcciones de madera en las que los pescadores guardaban sus utensilios de pesca. Según otros, eran pequeños refugios construidos por los habitantes de este pueblecito para resguardarse del sol en sus días de baño. Sea una u otra la versión correcta, lo cierto es que fueron evolucionando hasta lo que son ahora: pequeñas casetas de madera o imitación, en color verde y de aire humilde, aunque sus exteriores se conservan a la perfección y sus interiores están totalmente rehabilitados para ser usadas. Una evolución que no ha estado exenta de incidencias y sobresaltos, pues sufrieron daños por la Guerra Civil o por temporales en la zona, poniendo en evidencia la fragilidad de estas construcciones en sus comienzos. En la actualidad son 33  y a pesar de que su visita se antoja difícil, están declaradas de interés turístico. La característica estampa con el verde de las laderas del Garraf y el verde oscuro de las casetas, así como el azul del mar y del cielo o el dorado de la fina arena, supone un bonito reclamo para todo tipo de visitantes. La longitud de la playa es relativamente corta: 380 metros y su ancho medio es de 28 metros, por lo que se trata en realidad de una pequeña zona de baño a la que acudir a modo de excursión. Su playa es de arena fina, con poca pendiente hacia el interior del mar. Está encajonada por calas a uno y otro lado, así como por las vías del tren que pasan a escasos metros de la playa tierra adentro. Además, desde Les Casetes del Garraf se ve el espigón del puerto deportivo de este pueblo y los mástiles de las embarcaciones de vela que están amarradas aquí. En este puerto se encuentra el Club Nautic Garraf, con servicios no solo para sus socios sino también para los visitantes en general. Por su belleza y originalidad, Les Casetes del Garraf han servido de escenario para el rodaje de películas o de escenas televisivas. Y aún hoy puede ser el marco perfecto para cualquier grabación, tanto en la playa como en el interior de las casitas, un tema que se ha de gestionar con la asociación que reúne a los propietarios de estas construcciones, así como a otras personas de interés para ellas. Por lo que respecta a los servicios que hay disponibles junto a Les Casetes del Garraf, caben destacar un puesto de salvamento y socorrismo, sombrillas y hamacas para quienes lo soliciten,embarcaciones de uso recreativo, como pueden ser los kayaks y los patines de agua. Además, está adaptada para personas con movilidad reducida, especialmente por su rampa de acceso para usuarios en silla de ruedas. Y por supuesto, cuenta con dos chiringuitos en los que tomar algo o comer a escasos metros de la playa.

Otras playas de Sitges

Si te alojas en el Hotel Calipolis, puedes hacer una escapada a Les Casetes del Garraf para descubrir el encanto de esta hilera de construcciones a pie de mar. Sin embargo, hay otras que, por diferentes motivos, pueden ser también muy interesantes. De perfil parecido son las otras situadas a Levante, como Cala Ginesta o Cala Morisca, aunque la vecina playa de Les Botigues es precisamente la más grande de todo Sitges. Por comodidad y amplitud, elegirás las playas del Centro, como Estanyol, Balmins, Ribera o Terramar. Y por supuesto, Bassa Rodona, que es la que se encuentra justo enfrente del Hotel Calipolis. Pero para sentirse como un sitgetano más, las mejores propuestas son La Fragata y Sant Sebastiá: son las que se encuentran a ambos lados del gran símbolo de la ciudad, la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla. Ya prefieras Les Casetes del Garraf o la animada vida del centro, el Hotel Calipolis te espera en cualquier época del año y con todos los servicios que necesitas durante tus vacaciones, incluidos dos restaurantes. ¡Reserva ya tu habitación y date el gustazo de una escapada a uno de los destinos favoritos de la provincia de Barcelona!

Deja un comentario

*

*

Next ArticleSanta Tecla 2018