Visitas virtuales museos confinamiento

Visitas virtuales a museos durante el confinamiento

Uno de los grandes descubrimientos culturales durante el confinamiento han sido las visitas virtuales a los museos. Todo un planazo que entretiene a los amantes del arte y enriquece sus conocimientos en materias tan diversas como la pintura, la escultura o la cerámica. Por ello, hemos querido dedicar este post a los museos de Sitges que ofrecen este servicio, así como a otros situados en la provincia de Barcelona. Y recuerda que el día que tu visita virtual se vuelva real, tienes en el Hotel Calipolis a tu opción de alojamiento ideal.

Visitas virtuales en los museos de Sitges

Los museos de Sitges tienen motivos para sacar pecho en esta nueva tendencia de los museos virtuales, pues fueron pioneros en ello y llevan ya varios años ofreciendo una rica experiencia inmersiva. Visitarlos desde casa es, además, una buena forma de tomar contacto con ellos, dejando que el gusanillo de la curiosidad crezca en el interior del futuro visitante de la ciudad.

Sin duda, uno de los que mejor luce es el Cau Ferrat. Este museo, ubicado en la casa del artista Santiago Rusiñol, no solo es un espectáculo por las obras que posee sino también por el espacio en el que se exponen. Una visita virtual por él es algo así como un paseo a hurtadillas por las estancias donde hizo vida el artista, como el vestíbulo, la cocina-comedor, el surtidor, el despacho o la alcoba. Vislumbrar este maremágnum de cuadros, esculturas, vidrieras, azulejos y mobiliario es un todo un placer para los sentidos, aunque sea a través de una pantalla.

A esta cita virtual no falta el museo más completo de la ciudad: el Museu Maricel. En esta plataforma se puede realizar un recorrido por su interesante colección de obras desde el gótico hasta el siglo XX. En algunas de sus salas, como la 15, podemos además hacernos una idea de una bella sensación que se puede vivir en este museo: la de contemplar el mar a través de los ventanales y, en este caso, entre esculturas de gusto clásico.

Llamativo es el caso del Museu Romàntic: lleva varios años cerrado por reformas pero, curiosamente, sí puede visitarse de manera online: a través de Google Arts&Culture pueden contemplarse todas las obras que conforman este museo de época, como son sus piezas de arte en madera, en metal, en arcilla o en roca, así como sus preciosas muñecas del siglo XIX o su mobiliario ochocentista.

También a través de esta plataforma te puedes asomar al Palau Maricel que, aunque no es una galería museística como tal, sí es uno de los edificios más bellos y emblemáticos de Sitges. Lo que puede recorrerse virtualmente es su primer patio, toda una apoteosis de cerámica y yesería en estilo noucentista.

Todos estos museos, junto con la Fundació Stämpfli, están presentes en VisitMuseum, el rico portal de la Generalitat de Catalunya en el que se cuelgan recursos audiovisuales de gran calidad sobre estos centros expositivos.

Visitas virtuales en museos de Barcelona

En Barcelona encontrarás museos de talla internacional, muchos de los cuales ofrecen visitas virtuales. Por ejemplo, el Museu Nacional d’Art de Catalunya, el más completo de toda la región, con las mejores obras del arte medieval catalán, pero también con grandes clásicos como El Greco, Velázquez, Fortuny, Gaudí o Dalí. La visita virtual permite explorar tres plantas del museo o conocer individualmente sus obras, en total… ¡más de 1.300 piezas! Aquí puedes acceder a las visitas virtuales del MNAC.

Pero no solo de arte viven las visitas virtuales en los museos de Catalunya. También se pueden realizar otros recorridos temáticos de gran interés. Buen ejemplo de ello es el Museu Marítim de Barcelona, ubicado en las Drassanes Reials, un estupendo conjunto gótico que deslumbra, por ejemplo, en su Sala Gran.

Lo mismo ocurre con el Museu del Disseny de Barcelona, que permite contemplar ‘de cerca’ interesantes vestidos de alta costura, así como piezas de artes aplicadas que nos remontan en algunos casos al siglo IV a.C. Otros ejemplos, en cambio, nos remontan a sólo unas décadas atrás, con el boom del pret-a-porter.

Por último es interesante saber que otros museos, a pesar de no ofrecer visitas virtuales, sí están muy activos en redes sociales para dar a conocer su rica colección a los espectadores (y quién sabe si futuros visitantes). ¡Así que te animamos a que te lances a investigar y que aproveches el confinamiento para aprender y nutrirte de arte!

Deja un comentario

*

*

Next ArticlePelículas para viajar sin salir de casa