sitges verano

Cosas que hacer en Sitges en verano y que nos hacen felices este 2020

Después de una primavera marcada por la reclusión en casa, la temporada estival se presenta de manera diferente. El buen tiempo y la evidencia científica de que los espacios abiertos son más seguros animará a muchas personas a disfrutar de planes al aire libre en Sitges en verano. En esta ciudad hay numerosas propuestas sencillas que, pese a ello, tienen la mágica capacidad de hacernos felices. En las siguientes líneas te mostramos una lista con las principales, que tendrás a mano si te alojas en el Hotel Calipolis.

Cosas que hacer en Sitges en verano

Ante la ausencia de grandes eventos y una importante reducción del ocio nocturno, los planes en espacios abiertos se presentan como los más adecuados para los meses estivales. Y la buena noticia es que hay muchas cosas que hacer en Sitges en verano al aire libre, para todos los públicos y gustos. Estos son algunos:

1. Disfrutar de tu trocito de playa

Acudir a la playa a tomar el sol y darse un baño es el plan estrella del verano, con Covid-19 o sin él. Y este pequeño placer podrá disfrutarse de manera segura en Sitges en verano. El Ajuntament se encarga del control de aforo en la mayoría de playas, con agentes de seguridad privada, permitiendo el acceso a un número de personas reducido que permitan a cada bañista disfrutar de un espacio de 4 metros cuadrados, como recomienda el Ministerio de Sanidad. Y sobre la arena hay agentes cívicos vigilando que se respeten las distancias de seguridad. Por tanto, no habrá posibilidad de aglomeraciones y tampoco se prevén grandes ‘atascos’ de acceso, pues se espera menor presencia de turistas internacionales.

2. Dar un paseo por el Passeig Marítim

Como ya hemos contado en otros posts sobre el Passeig Marítim, Sitges cuenta con uno de los mejores y más largos paseos marítimos de Catalunya. Tiene unos 3 kilómetros de recorrido total, contando el primer tramo que se llama Passeig de la Ribera, justo donde se encuentra el Hotel Calipolis. En esos 3 kilómetros de paseo también se incluye el Carrer de Port Alegre, el paseo de la playa de Sant Sebastià, la más popular entre los sitgetanos. Recorrerlo arriba y abajo es casi una actividad terapéutica, muy hermosa durante todo el día pero sobre todo al amanecer y de noche.

3. Tomar algo en una terraza con vistas al mar

El Passeig Marítim está jalonado de numerosas terrazas y chiringuitos. Lo normal de cualquier verano sería encontrar bullicio y zonas llenas, pero la situación en Sitges en el verano 2020 es otra. El ambiente es mucho más tranquilo, con mayor espacio entre mesa y mesa. Eso es lo que encontrarás en nuestros bares y restaurantes, que cuentan con terrazas para nuestros huéspedes y clientes.

4. Respirar aire puro en el Parc del Garraf

La naturaleza es siempre una buena opción, sobre todo para quienes desean estar en contacto con ella de forma a su ritmo. Esta ciudad se encuentra a los pies del Macizo del Garraf, con su correspondiente Parc Natural. Así que abundan los caminos para practicar senderismo o ciclismo BTT, y muchos son los excursionistas que toman como punto de partida el casco urbano de Sitges en verano.

Mención especial merece el camino de ronda que va desde esta ciudad a la de Vilanova i la Geltrù, como te explicamos más ampliamente en este otro post. Aunque no forma parte del mencionado Parc Natural, es una ruta de enorme belleza gracias sobre todo a las vistas del mar que ofrece durante su recorrido.

5. Y si la situación lo permite…

Además de esos cuatro placeres con los que disfrutar de Sitges en verano, que estarán ahí en la llamada ‘nueva normalidad’, podemos citar otras actividades organizadas por entidades y empresas de aventura. Su disponibilidad depende directamente de ellos, pero a buen seguro se animarán a poco que haya demanda por parte del público.

Es el caso de las actividades acuáticas, como las que organiza el Club Nàutic de Sitges, que lleva organizando salidas de submarinismo desde la Fase 2. Por tanto, se trata de una experiencia con medidas de seguridad redobladas, entre ellas la configuración de grupos reducidos. El Parque de Escollos Artificiales del Garraf, Barra 14 o Pa Rossat son algunos de los destinos de estas salidas.

De la misma manera, el Port d’Aiguadolç también se ha estado preparando durante este tiempo para poder realizar actividades náuticas desde sus instalaciones, como las rutas en embarcaciones de recreo. Todo ello bajo la estricta premisa de higiene y seguridad decretada por las autoridades sanitarias.

En ese sentido, te recordamos que el Hotel Calipolis también ha llevado a cabo una intensa labor para adaptar nuestras instalaciones y nuestros servicios a los huéspedes. Por ejemplo, instalando dispensadores con gel desinfectante, intensificando la limpieza de las habitaciones o cumpliendo y haciendo cumplir la distancia de seguridad en las áreas del hotel. Todo ello para que disfrutes con tranquilidad de Sitges en verano, una época muy especial.

Deja un comentario

*

*

Next ArticleCaminos de Ronda cerca de Barcelona