sitges cerca de barcelona

Sitges, destino muy cercano a Barcelona

Sitges es un destino muy cercano de Barcelona lo que viene a ser una combinación perfecta para cualquier verano: esta combinación de destinos permite exprimir al máximo tus días libres y disfrutar de lo mejor de ambas ciudades, que representan dos de los grandes reclamos turísticos internacionales. En este post te explicamos por qué ‘maridar’ una con otra y cómo hacerlo, con una propuesta que gira en torno al Hotel Calipolis.

Barcelona, una ciudad que deslumbra

En esta propuesta de vacaciones en Barcelona y Sitges, la capital de Catalunya acaparará buena parte del programa de viaje. Y no es para menos: se trata de una ciudad muy viva en todos los sentidos. Desde un punto de vista cultural, ofrece interesantes museos y monumentos para descubrir ‘guía en mano’ o como parte de una visita organizada: el modernismo de Gaudí con la Sagrada Familia a la cabeza, el Museo Picasso, la Fundación Joan Miró…

Pero tan atractivo como su cultura es su ocio, tanto diurno como nocturno. Restaurantes, discotecas, chiringuitos, teatros con musicales, conciertos íntimos, festivales a gran escala, acontecimientos deportivos… Por todo ello, Barcelona se trata de una de las ciudades favoritas para realizar un city break, ya sea por parte de parejas, familias con niños, grupos de amigos o cualquier otro perfil de turista.

Sitges, entre las mejores playas de Barcelona

Cierto es que Barcelona capital cuenta con decenas de kilómetros de playa, aunque tienen un perfil más bien urbano y un grado de ocupación cercano a la masificación en algunos casos. Además, el ritmo frenético de esta gran urbe no siempre proporciona la pausa y el descanso que todo viajero busca en sus vacaciones. En cambio, Sitges, que se encuentra a poco más de 30 km de la Ciudad Condal, ofrece un litoral más propicio para el relax y el baño. De hecho, ¡muchos barceloneses eligen esta pequeña ciudad costera para sus propios city breaks!

Y para un turista internacional, las ventajas también son evidentes. En primer lugar, los precios en general son más bajos: desde la habitación del hotel al menú del día, pasando por las actividades de ocio o la compra de souvenirs en el centro. En segundo lugar, el ritmo de vida de esta ciudad catalana es más calmado y más propicio para el paseo, para un remojón en la playa o, simplemente, para tomar el sol en una de sus numerosas playas, situadas tanto en el centro histórico como a levante o poniente de éste.

Sin embargo, eso no impide que las posibilidades de ocio sean también muy interesantes en Sitges. Por ejemplo, a nivel gastronómico, con restaurantes de primera calidad, como los del Hotel Calipolis. También a nivel de ocio nocturno: de hecho, esta pequeña ciudad es tan abierta y moderna como la propia capital. Además, su puerto deportivo y sus empresas de turismo activo permiten practicar actividades acuáticas en sus costas o de aventura en el interior, por los montes del Garraf.

Una propuesta para organizar tus vacaciones en Barcelona y Sitges

Con estos ingredientes, se puede configurar un completo programa de vacaciones en Barcelona y Sitges. Y el lugar central sobre el que gravita todo es el Hotel Calipolis de esta pequeña ciudad cercana a la capital. Además de sus numerosos servicios y sus espaciosas habitaciones, uno de sus grandes atractivos es su ubicación: en primera línea de playa, algo realmente difícil de conseguir en Barcelona ciudad, al menos a un precio razonable.

Con vistas al mar o a las montañas, el ambiente es el ideal para unas verdaderas vacaciones, salpicando los días con baños en la playa, visitas a los pequeños pero interesantes museos de Sitges o recorriendo a pie el centro para realizar compras veraniegas. También puedes acudir a conciertos, como los que se celebran en el Festival Jardins de Terramar.

En esta propuesta de vacaciones en Barcelona y Sitges, será imprescindible dedicar varias jornadas completas a visitar la capital: ¡es imposible descubrirla en un solo día! Con un coche de alquiler o incluso con el tren de Cercanías, que conecta directamente las dos ciudades, podrás organizar tu programa diario para salir temprano y regresar a última hora del día.

Y además, durante tus vacaciones en Barcelona y Sitges, te recomendamos reservar tiempo para excursiones por el resto de la provincia o de la región, ya sean de media jornada o de jornada completa. Algunos de los lugares de interés están verdaderamente cerca de Sitges, como las Bodegas Güell, una de las obras más sorprendentes del Gaudí joven. Otros están más alejados, pero a tiro de piedra con un coche: la Abadía de Montserrat en poco más de una hora, la Ciudad Patrimonio de la Humanidad de Tarragona en 40 minutos, el Parque Natural del Montseny en una hora y media aproximadamente, etc.

Como ves, unas vacaciones en Barcelona y Sitges dan para mucho. ¡Organiza las tuyas hoy mismo y disfruta de tu merecido descanso!

Deja un comentario

*

*

Next ArticleFiestas de la Virgen del Vinyet en Sitges