Iglesia de Santa Tecla en Sitges

Ruta por Sitges, casco antiguo y su historia

Sitges y su casco antiguo son una de las grandes sorpresas para los turistas que vienen a visitar nuestra ciudad. De hecho, el turismo cultural es uno de los puntos fuertes de la Vila, que puede actuar como complemento perfecto a otros grandes reclamos, como el turismo de sol y playa, el turismo de negocios o el turismo de ocio nocturno. En este post te damos algunas pinceladas de lo que encontrarás en el centro histórico de Sitges, que no te dejará indiferente.

Sitges y su casco antiguo, un poco de historia

Sitges es una ciudad con mucha historia y aún hoy cuenta con detalles y vestigios que así lo atestiguan. La mayoría de ellos se concentran en su casco antiguo, que equivale aproximadamente a la Plaça de l’Ajuntament y su entorno. Es lo que también se conoce como el Cerro de la Punta y es ahí donde se encontraba uno de los núcleos poblacionales íberos (el otro, en la zona de la ermita del Vinyet), que posteriormente fue ganando importancia gracias al comercio con el Mediterráneo en época romana.

No obstante, Sitges y su casco antiguo quedaron mejor definidos en la Edad Media, cuando se construyó su castillo en lo que hoy es la Plaça de l’Ajuntament. Una muralla rodeaba el Cerro de la Punta, que ha servido como fortaleza (aún se le conoce como Baluard) hasta siglos más recientes. De hecho, hoy se puede apreciar una réplica de los cañones que poblaban el lienzo de muralla que se levanta sobre el mar, en la zona de la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla. En época medieval, el asentamiento poblacional de Sitges estaba en torno al actual Carrer Major, que estaba conectado con el Baluard por medio de un puente.

Aún hoy, cuando paseamos por los alrededores de la Plaça de l’Ajuntament, creemos estar en una pequeña ciudad medieval de estrechas calles, palacios señoriales y edificios de época, con el mar Mediterráneo a la vuelta de la esquina.

 

Sitges y su casco antiguo

De hecho, su privilegiada situación junto al mar ha sido fundamental en la historia de la Vila: a los pies de Sitges y su casco antiguo, el puerto comercial permitió a esta localidad abrirse al mundo en diferentes épocas. Además de su comercio con romanos, en la Edad Media sirvió como puerto de exportación para los productos de Villafranca del Penedés y a partir del Descubrimiento de América muchos son los marineros sitgetanos que se volcaron con el comercio transatlántico. El legado de uno de ellos, Facundo Bacardí, se puede descubrir actualmente en Sitges, en su casco antiguo, como veremos más abajo.

Lugares de interés en Sitges y su casco antiguo

El monumento principal de Sitges en su casco antiguo es la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, todo un icono de la Vila. Edificada en el siglo XVII, se eleva en uno de los extremos del Baluard, gracias a lo cual permite otear una espectacular panorámica desde su plazuela. En su interior, además, se encuentra la tumba de Bernat de Fonollar, uno de los señores de Sitges en el siglo XIV antes de que la ciudad pasara a manos de la diócesis católica de Barcelona.

Sitges y su casco antiguo patio

L’Ajuntament es el otro gran edificio del casco antiguo de Sitges, aunque su construcción es relativamente reciente: de finales del siglo XIX. De esa misma época y en estilo modernista es el Mercat Vell, que hoy es la sede del Museo Bacardí, donde se puede conocer la historia de esta marca de ron, fundada en Cuba por este emprendedor y emigrante sitgetano en el siglo XIX. Una de las callejuelas con más sabor de esta misma zona es el Carrer d’en Bosc, donde se encuentra el Palau del Rei Moro, un edificio originalmente gótico y reformado en un estilo similar en el siglo XIX y XX.

Por último, el Palau Maricel y el Museo Cau Ferrat son otros dos edificios de finales del siglo XIX y principios del XX que irradian aires medievales y están en sintonía con el entorno. El primero es hoy un importante museo de arte y espacio de celebración de actividades culturales. El segundo es un museo dedicado a la figura de Santiago Rusiñol y artistas contemporáneos, palacio de gran belleza exterior y enorme riqueza interior.

Sitges y su casco antiguo PalauMaricel

El hotel Calipolis, a dos pasos

Si te estás preguntando dónde alojarte para conocer Sitges y su casco antiguo, la respuesta la encontrarás en esta misma web: el hotel Calipolis. Nuestras instalaciones se ubican a menos de 10 minutos a pie del centro histórico, al que llegarás tras un paseo tranquilo por el Passeig Marítim. Un paseo que te brindará la fascinante perspectiva del Baluard y la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, iconos sobresalientes del Sitges más originario. Y todo ello con la ventaja de tener la playa frente a nuestro hotel y otros servicios como restaurante y bar, paradas ideales para después de un paseo por el centro.

Deja un comentario

*

*

Next ArticleFestival Jardins de Terramar: Descubre su primera edición