Puertos Sitges

Los puertos de Sitges donde disfrutar del mar

Para disfrutar de las posibilidades deportivas y recreativas de la Costa de Barcelona, los puertos de Sitges representan una opción inmejorable. En estos tres espacios (Aiguadolç, Ginesta y Garraf) se puede disfrutar del mar de diferentes maneras: a vela o con motor, individualmente, en pareja o por grupos, con patrón o sin él…

Los 3 puertos de Sitges que debes conocer

Te contamos a continuación lo más interesante de estos puertos deportivos, operativos durante todo el año y a los que puedes desplazarte fácilmente si te alojas en nuestro hotel.

1. Port d’Aiguadolç: el puerto de Sitges

El Port d’Aiguadolç no solo es el más famoso de la ciudad, sino también una de sus señas de identidad. De hecho, a menudo se le conoce como el puerto de Sitges, por estar ubicado en pleno núcleo urbano. Destaca tanto por su ubicación como por la calidad de sus instalaciones y la variedad de sus propuestas de ocio. Se integra de manera armónica en el paisaje litoral de la ciudad, y se ubica junto a dos playas. Por un lado, la de Balmins, una de las más concurridas del centro de la ciudad, a solo 10 minutos a pie del Hotel Calipolis y del casco antiguo. Y por el otro, la de la Marina d’Aiguadolç, una zona de baño más pequeña y recogida, pero llena de encanto por su entorno verde y su ambiente marinero.

Una vez en él, las expectativas no defraudan. Sus extensas y cuidadas instalaciones, que invitan a un paseo relajado, cuentan con servicios y establecimientos tan variados como: un supermercado, una decena de restaurantes, un club náutico con actividades sociales, un bar musical, una discoteca e incluso una galería de arte.

En lo que respecta a los servicios marítimos, la variedad no es menor. Cuenta con una escuela de vela adaptada a usuarios con movilidad reducida y alquiler de todo tipo de embarcaciones, desde pequeñas lanchas de recreo hasta chárter náutico para navegar varios días. Además, es sede de regatas deportivas y cuenta con empresas dedicadas a la navegación con y sin patrón.

Cuenta con 742 amarres, 30 de los cuales están dedicados a barcos con 30 metros de eslora. Y ofrece numerosos servicios técnicos a embarcaciones deportivas, como una grúa pórtico, rampas de varada y acceso al mar, surtidores de gasoil y gasolina o circuito de videovigilancia, tanto de amarres como de zonas comunes.

Otro de los aspectos en los que este puerto brilla con luz es en el plano cultural. En sus instalaciones se organizan eventos tan variados como conciertos a medianoche o festivales de arte. Además, participa activamente en algunos de los grandes eventos de Sitges, como son el Festival Internacional de Cine o el Rally Internacional Barcelona-Sitges. Y desde aquí parte la procesión marítima que cada año se realiza el 16 de julio en honor de la Virgen del Carmen.

2. Port Ginesta

Los otros dos puertos se sitúan en el litoral de Levante, en dos núcleos de población diferentes, situados al pie del Parc Natural del Garraf. El primero de ellos es el Port Ginesta, situado en Les Botigues de Sitges, en el límite con la ciudad vecina de Castelldefels. Precisamente por ello no siempre se le considera un puerto de Sitges, sino de Castelldefels. En cualquier caso, siempre está lleno de actividad y tiene una gran extensión (30 hectáreas), lo que lo convierte en uno de los más grandes de toda Catalunya.

Cuenta con 1.442 amarres y admite embarcaciones de hasta 24 metros de eslora. Destaca también por sus numerosos servicios náuticos, como son la reparación, la limpieza y la compra/venta de embarcaciones. Algunas de las actividades que se pueden practicar son la pesca, el surf o los cursos de navegación, tanto a vela como de motor. Y por supuesto, cuenta con una rica zona de ocio y entretenimiento, donde encontrarás bares musicales, restaurantes y parques infantiles.

3. Puerto del Garraf

El último puerto de Sitges, pero no por ello el menos interesante, es el del Garraf. Se trata de un lugar de gran interés para los aficionados a las actividades náuticas. Se sitúa en el núcleo de población del Garraf, junto a la estación de tren del mismo nombre. Es probablemente uno de los lugares más interesantes para aprender y practicar deportes como el paddle surf, el kayak o incluso el buceo, puesto que en sus inmediaciones hay zonas de gran belleza y riqueza submarina, como Cala Bou o la Playa de Les Casetes. Otra opción disponible son las motos náuticas, que se pueden alquilar aquí.

Y no falta tampoco la Escuela de Vela. Su área deportiva también se extiende por ‘tierra firme’ y cuenta, por ejemplo, con pistas de pádel. Por lo que respecta a la zona de amarres, este puerto deportivo ofrece 530 para embarcaciones de hasta 20 metros de eslora.

Por todo ello, acudir a un puerto de Sitges será una experiencia muy enriquecedora, sea cual sea tu opción elegida. De hecho, ejercen un gran poder de atracción no solo entre los turistas extranjeros, sino también entre la población local, que ven en ellos un lugar inmejorable para la práctica deportiva o la navegación recreativa. ¿Te animas tú también? 🙂

Deja un comentario

*

*

Next ArticleUn recorrido por la historia de Sitges y dónde conocerla