Pueblos bonitos de Barcelona

Pueblos bonitos de Barcelona | Cómo llegar desde Sitges

Sitges está, sin duda, entre los pueblos más bonitos de Barcelona provincia, como indican todos los listados elaborados por los portales especializados en viajes. Pero de Sitges ya nos ocupamos ampliamente en este blog, espacio en el que también hemos mencionado otros dos lugares dignos de visitar cerca de Sitges: Olivella y Canyelles. Por tanto, en este artículo nos vamos a centrar en otras localidades con encanto que podrás acercarte a conocer si te alojas en nuestro hotel y quieres realizar una escapada desde aquí.

Pueblos bonitos de Barcelona, para ir desde Sitges

Algunos de los pueblos más bonitos de Barcelona se encuentra tierra adentro, en parajes naturales de gran hermosura o incluso en plena montaña, puesto que esta provincia es muy rica en cuanto a variedad de paisajes. Así ocurre con los siguientes:

1. Rupit i Pruït

Ubicados en la comarca de Osona, están a unos 150 kilómetros de Sitges. En realidad son dos núcleos de población, que se fusionaron hace décadas. Su punto fuerte es su entorno, la comarca natural del Collsacabra, pero también su encanto medieval que se aprecia en cada rincón de sus intrincadas calles empedradas. Entre sus lugares de mayor interés están la cascada del Salt de Sallent, el puente colgante de Rupit y las iglesias y ermitas medievales, repartidas por ambos núcleos.

2. Castella de N´Hung

Este pueblo, llamado en castellano Castellar de Nuch, es conocido por muchos porque en su término municipal está el nacimiento del río Llobregat, formando unas hermosas fuentes naturales. Pero su casco urbano también merece una visita, por estar bien integrado en el paraje del Clot del Moro, con varios museos y algunos ejemplos de arquitectura modernista. Se encuentra a unos 160 km de Sitges, en la comarca del Berguedá.

3. Caldes de Montbui

Localidad de la comarca del Vallès Oriental y ubicada a unos 80 kilómetros de Sitges, es famosa por sus termas romanas, que se conservan y que se pueden visitar. No obstante, para disfrutar de los beneficios de sus aguas calientes hay que acudir a otras instalaciones, pues las termas romanas son ahora un yacimiento arqueológico de gran valor. No obstante, aún hoy se puede comprobar la temperatura de más de 70 ºC que brota del subsuelo en la Fuente del León. Thermalia es su principal museo, que no solo repasa su tradición termal sino también expone obras de arte de Picasso y su amigo Manolo Hugué.

4. Vic

Aunque su tamaño (45.000 habitantes aproximadamente) sobrepasa la categoría de ‘pueblo’, bien se puede incluir en esta lista, pues algunos rincones de su casco histórico así nos presentan a esta localidad, que se puede conocer en un día. En esta localidad, capital de la comarca de Osona, destaca su plaza mayor, una de las más bonitas de toda Catalunya, su catedral y en general, su núcleo antiguo de carácter medieval. Está a unos 110 km de Sitges y también podrás aprovechar para degustar sus famosos embutidos

Otros pueblos bonitos de Barcelona, en cambio, se ubican a pie de mar, como es el caso de Sitges y como ocurre con San Pol de Mar, Canet de Mar y Calella. Por lo que respecta a Sant Pol de Mar, su atractivo está en la combinación de bonitas playas recortadas y salpicadas de calas, así como varias iglesias medievales (de estilos románico y gótico). Canet de Mar, por su parte, está muy ligado a Lluís Domènech i Montaner, por lo que agradará a los amantes del modernismo arquitectónico, mientras que el Castillo de Santa Florentina deslumbrará a todos los visitantes. Y por último, Calella ofrece un paisaje costero muy parecido a los anteriores, con el atractivo añadido de su Faro, su coqueta plaza del ayuntamiento y sus famosas torretas, que brindan hermosas vistas de los alrededores. Estos tres municipios se encuentran a 90-100 kilómetros de Sitges, en la comarca de El Maresme.

Y más allá de estos siete nombres, hay otros muchos pueblos bonitos en Barcelona, con otros atractivos, como Cardona, Tavertet, Mura, Abrera, Granera…

Cómo ir desde Sitges a estos pueblos

El coche es la mejor forma de desplazarse hasta cualquiera de estos pueblos bonitos de Barcelona. En el caso de las localidades de El Maresme, la conexión es sencilla: la C-32, que discurre paralela a la línea de costa e implicará poco más de una hora de viaje. Para acudir a las localidades interiores, el trayecto es algo mayor, llegando a las 2 horas en algunos casos, puesto que se trata de áreas de Pre-Pirineo o parajes naturales con carreteras secundarias.

En cualquier caso, todas son excursiones de una jornada, tomando el Hotel Calipolis como base de operaciones: nuestras habitaciones te ofrecerán el descanso perfecto para afrontar la escapada, nuestro desayuno con buffet te proporcionará la energía necesaria para comenzarlo y nuestro entorno único en primera línea de playa te permitirá relajarte al atardecer, tras la vuelta.

Deja un comentario

*

*

Next ArticleMobile World Congress 2020 | Todo lo que debes saber