Fin de semana romántico en Sitges

Fin de semana romántico en Sitges

Pasar un fin de semana romántico en Sitges es siempre una buena propuesta de pareja, pero especialmente en San Valentín. El ambiente cálido de la ciudad durante todo el año es una de las razones, incluyendo febrero, pues los inviernos son templados en esta joya catalana del Mediterráneo. Pero hay muchas más, como veremos en este artículo. Y recuerda que el Hotel Calipolis lo tiene todo para ser vuestro lugar de alojamiento en esta escapada especial.

Cómo sería un fin de semana romántico en Sitges

Cada pareja puede organizar a su manera un fin de semana romántico en Sitges. Pero hay algunos planes que tienen especial éxito entre quienes vienen a nuestra ciudad para disfrutar de una escapada de este tipo. En el centro encontraréis numerosos bares y tabernas donde tomar algo a modo de tapeo, degustando exquisiteces de la cocina mediterránea, regados por vinos locales, como puede ser el malvasía de la tierra.

Si antes o después de ello preferís dar un paseo tranquilo durante el día, incluyendo en él una visita cultural, podéis echar un vistazo a las salas del Museo Cau Ferrat o del Museu Maricel. Y si sois una pareja joven o de espíritu juvenil, el rico y variado ocio nocturno de Sitges será la guinda final de la noche: discotecas, pubs, karaokes y mucho más se reparten sobre todo por el casco antiguo, permitiendo a los visitantes terminar la jornada a la hora que deseen.

En cambio, si estás programando una sorpresa extraordinaria a tu pareja, con pedida de mano incluida, vuestro fin de semana romántico en Sitges se puede valer de algunos servicios especiales que a menudo se ofrecen en bodas. Es el caso del alquiler de coches de época, que os llevará a recorrer las calles y los alrededores de la ciudad de una manera muy particular. De hecho, nuestro municipio siente especial atracción por este tipo de vehículos, pues organiza cada año el famoso Rally Internacional Barcelona-Sitges, con coches antiguos. Esa es una de las razones por las que existen empresas privadas dedicadas a este servicio en la localidad.

Además, nuestra ciudad está llena de rincones pintorescos en los que una fotografía de pareja lucirá muy bien. Sin duda, el lugar preferido para enmarcar un retrato de pareja es la escalinata de la parroquia de Sant Bartomeu i Santa Tecla. Es la auténtica seña de identidad del municipio a nivel turístico y también el marco ideal para sesiones de fotos, especialmente entre los recién casados. Pero no es el único escenario en el que os podéis inmortalizar. Durante vuestro fin de semana romántico en Sitges podéis acercaros a Les Botigues, una preciosa playita perteneciente a nuestro término municipal que llama la atención por las bonitas casas de pescadores en primera línea de costa.

Por otro lado, cada vez tienen más éxito las propuestas de turismo activo y experiencias acuáticas como una forma original de pasar San Valentín. Y Sitges, ubicada a orillas de la costa del Garraf, también tiene mucho que ofrecer al respecto. Con ellas se pueden realizar durante buena parte del año actividades sobre hinchables, hoverboard, surf y muchas más. Pero no son las únicas experiencias sobre el mar que están disponibles aquí, pues existen otras más relajadas y románticas, como son las travesías en barco, ya se disponga de permiso de navegación o no. En este sentido, el Port d’Aiguadolç se erige como un referente en la ciudad.

Una escapada más romántica con Calipolis

Más allá de estas propuestas generales para todo tipo de personas, los huéspedes del Hotel Calipolis tienen muchas más posibilidades para organizar su propio fin de semana romántico en Sitges. Por ejemplo, por nuestros espacios gastronómicos, donde podemos montar una mesa especial para enamorados en la que disfrutar de una verdadera cena de San Valentín. Nuestras salas, con vistas al paseo marítimo, despertarán vuestra complicidad.

Las estancias de nuestro hotel son también perfectas para una escapada de amor. Todas ellas son amplias, confortables y con los mejores servicios, pero destacan para esta misión las que disponen de vistas al mar. ¿Te imaginas despertar con los primeros rayos de sol, que despuntan en el horizonte por encima de las aguas del Mediterráneo? Y junto a la terraza, una mesa para dos en torno a la cual disfrutar de un desayuno para el recuerdo.

Y como paseo matutino, vespertino o incluso nocturno, nada mejor que recorrer el Passeig Marítim, que discurre justo enfrente de nuestro edificio: varios kilómetros de bulevar donde encontraréis chiringuitos, tiendas y otros locales, y donde podréis daros el gusto de quitaros los zapatos y caminar mientras sentís la suavidad de la arena de la playa bajo vuestros pies. Sin duda, la guinda perfecta a un fin de semana romántico en Sitges, que permanecerá en la memoria como un capítulo especial de vuestra particular historia de amor.

Deja un comentario

*

*

Next ArticleFeria Scrap Sitges 2019