Panellets de la Festividad de todos los santos

Festividad de Todos los Santos

¿Aún no tienes plan para la Festividad de Todos los Santos? Entonces toma nota del destino que aquí te proponemos, Sitges, alojándote en el Hotel Calipolis para optimizar tu tiempo y disfrutar de una ubicación privilegiada junto al Mar Mediterráneo. En este post te contamos algunos atractivos de nuestra ciudad en este puente tan especial que, además, es más largo de lo habitual: el día 1 de noviembre cae en viernes y algunas comunidades autónomas han establecido también el jueves 31 como día festivo.

Festividad de Todos los Santos en Sitges: atractivos especiales

Por supuesto, el puente de Todos los Santos comienza con la fiesta de Halloween, una fecha que se ha convertido ya en una de las fiestas favoritas de los más pequeños. Talleres pintacaras, bailes de disfraces y otros eventos ‘terroríficos’ tienen lugar el día 31 de octubre. Todo ello saca el lado más terrorífico de la ciudad, como ya sucede durante su Festival Internacional de Cine y durante demostraciones urbanas como la del Sitges Zombie Walk.

A nivel gastronómico, la Festividad de Todos los Santos es también una buena excusa para dejarse caer por Sitges. Al menos, para los amantes de los panellets, que es el dulce tradicional de toda Catalunya en estas fechas. Se trata de pequeñas bolitas a base de los siguientes ingredientes: patata, yema de huevo, harina de almendra y azúcar. Los más habituales son los que están recubiertos de piñones, pero también abundan los elaborados con chocolate, cerezas confitadas o coco, y como verás, inundan los escaparates de las pastelerías de Sitges. Además, es tradición entre los sitgetanos reunirse en torno a una mesa y degustar también otros productos locales, como el boniato, el vino moscatel y las castañas asadas o tostadas. Esto último también te será fácil de encontrar por la calle: ¡solo debes dejarte llevar por tu olfato y seguir el olor inconfundible de este fruto seco!

Por otro lado, uno de los atractivos que está despuntando en Sitges durante la Festividad de Todos los Santos es la visita de los cementerios. Concretamente uno: el de San Sebastiá. Y no por casualidad, sino porque su belleza y la paz que se respira en él le han valido la inclusión en la Ruta Europea de los Cementerios, reconocida por el Consejo de Europa. Entre los elementos más destacados del lugar están las obras de arte modernistas de Josep Llimona, Manuel Fuxá y Domenech Estepá, entre otros, así como las tumbas de personajes tan singulares como Pepeta Moreu, el amor imposible de Antoni Gaudí. Te recomendamos acudir a la oficina de turismo de Sitges para informarte de las visitas guiadas que se suelen organizar en estas fechas.

Y mucho más para un puente perfecto

Aunque esas son algunas propuestas específicas de la Festividad de Todos los Santos, venir a Sitges en este puente tiene otros muchos alicientes. Por ejemplo, los planes culturales que ofrece. Esta pequeña ciudad a orillas del mar está al nivel de otras grandes ciudades en lo que a museos se refiere. Por ejemplo, con el Museu Maricel, el más completo en lo que a colecciones artísticas se refiere, pues abarca obras de periodos muy variados, desde la época medieval (piezas románicas y góticas) hasta nuestros días, con mención especial a la Escola Luminista, el Modernismo y el Romanticismo.

Fascinante es también el Cau Ferrat, la casa taller de Santiago Rusiñol, convertida en museo. Aquí no solo merece la pena conocer su contenido, con obras de este insigne artista y de sus contemporáneos como Pablo Picasso, Manolo Hugué, Pau Gargallo o Ramón Casas, sino también el ‘contenedor’: un espectacular edificio con salas decoradas de una forma muy original, en colores vivos y aire bucólico. La buena noticia para estas fechas es que hay programadas visitas guiadas para conocer ambos espacios. Además, la oferta cultural se completa con otros museos, como el Bacardí o la Fundación Stämpfli, o bien con otros monumentos a visitar y de gran interés, como la parroquia de Sant Bartomeu i Santa Tecla, auténtico icono de la ciudad.

Y si hay suerte con el tiempo, la Festividad de Todos los Santos todavía es un buen momento para disfrutar del mar y de los paisajes sitgetanos. En realidad, la estadística acompaña: en esta ciudad luce el sol durante unos 300 días al año, y las temperaturas en otoño son templadas y agradables. Por tanto, pasear por el paseo marítimo (Passeig de la Ribera y Passeig Marítim) es un placer a tu alcance en este puente. Especialmente si te alojas en el Hotel Calipolis, pues estamos situados en primera línea de playa, con espectaculares vistas sobre el mar. Y hacia el otro lado, habitaciones con vistas a la montaña, que es el Parc del Garraf, donde se pueden realizar rutas en la naturaleza, precisamente en un periodo en el que los árboles ya ofrecen el clásico espectáculo de colores otoñales.

 

Deja un comentario

*

*

Next ArticleSitges Christmas Festival 2019